En mi consulta de asesoría nutricional

Llevo varios días pensando que sería importante contaros cómo entiendo la nutrición y aquí estoy para eso 🙂

Como asesora nutricional, lo más importante para mí es enseñar a comer de forma saludable. Si alguno está pensando que encontrará en mí a alguien que le ponga una dieta, está equivocado. No estoy de acuerdo con las dietas por el concepto de temporalidad que conllevan. Comer bien, nutrir nuestro cuerpo con aquello que necesitamos, no es una cosa temporal. Es un compromiso para toda la vida.

El concepto “dieta” parece estar asociado a la idea de “plan de alimentación que llevo durante un tiempo y que, sin embargo, espero que tenga resultados de por vida”, a la vez que también está asociado a la idea de “plan de alimentación que llevo a cabo con un propósito, pero que estoy deseando terminar lo antes posible (pues me resulta una losa) para volver a mi alimentación de antes”. Ambas ideas me parecen erróneas y es en ese sentido en el que digo que el que venga a mi consulta esperando que le ponga una dieta, probablemente salga decepcionado.

En mi consulta no contaremos calorías, ni pondré dietas exprés para adelgazar de cara al verano, ni para bajar el colesterol de cara a los próximos análisis y luego una vez pasados estos con buena nota, vuelta a las andadas… Entiendo que cuidar la alimentación es cosa de todos los días y cuidar la salud es un acto de amor para con nosotros mismos que debe ir más allá que “aprobar” los exámenes de las miradas en la playa o del colesterol en el ambulatorio.

Mucha gente se agobia porque piensa que comer sano es comer cosas poco apetecibles, aburridas, sin sabor…, por eso pensar en comer así todo el año, se les hace un mundo y a lo más que se comprometen es a dietas que se llevan por un periodo corto de tiempo, tras el cual se vuelve a la alimentación caótica que les ha provocado el problema. Esta forma de actuar no tiene sentido, pensémoslo: me alimento de una forma que me provoca X problemas y periódicamente me someto a un periodo de restricciones intentando paliar y resolver dichos problemas, tras el cual vuelvo a la misma forma de alimentación que ha originado todo. Y así indefinidamente se van alternando periodos de alimentación problemática – dieta restrictiva temporal y con pocos resultados – alimentación problemática – dieta restrictiva temporal y con pocos resultados… En resumen, una espiral que no resuelve nada, que nos frustra y que nos impide llegar a sentirnos al 100% de nuestras capacidades.

Si aprendemos a comer, descubriremos que los alimentos que realmente nuestro cuerpo necesita, los que nos nutren de verdad, no son aburridos y mucho menos insulsos; nos daremos cuenta de que podemos comer cosas deliciosas todos los días del año, a la par que cada vez nos encontramos mejor, más saludables y llenos de energía. Pero lo más sorprendente es que descubriremos que cuando nuestro cuerpo empieza a comer aquello que siempre ha necesitado (pero que nunca le han dado) no quiere volver a la alimentación de antes. En este sentido, aprender a comer es algo que cuando se lleva a cabo, no tiene vuelta atrás. Esto a mucha gente le coge por sorpresa, pues se acercan a la consulta con la idea muy clara de que les gusta la alimentación que llevan. Están seguros de que necesitan un pequeño cambio temporal para resolver algún problema y que después de ello, volverán al patrón anterior, pero se sorprenden enormemente cuando meses después (a veces incluso semanas) se ven así mismos diciendo que sienten que ya no quieren volver “a lo de antes”.

Cuando aprendemos a comer, no hace falta contar calorías, ni vivir periodos temporales de restricción, pues todos los días hay premio. Y no me refiero sólo al premio para nuestra salud, sino también premio para el paladar, ¿¿qué más se puede pedir??

Por todo esto es por lo que os decía arriba que algunos pueden salir decepcionados de mi consulta e incluso no volver. Concibo la asesoría nutricional como un proceso en el que el cliente se compromete consigo mismo, con su salud, con su alimentación… y eso es algo para toda la vida. Pero ¡OJO! esto no significa que tengan que seguir pasando por consulta eternamente, sino todo lo contrario.

Cuando alguien te enseña a comer, te hace autosuficiente para que no tengas que estar dependiendo de un profesional toda la vida. La asesoría nutricional tal y como yo la entiendo y la llevo a cabo pretende que el cliente conozca qué es lo que necesita en cada momento, lo que le sienta bien y lo que necesita comer para conseguir determinados objetivos.

Cuando no sabemos nada sobre el poder que tienen los alimentos sobre nuestro cuerpo, salud y estado anímico, vamos comiendo sin ton ni son, por apetencias, por impulsos… Es entonces cuando necesitamos de un profesional, que si es de los que te ponen una dieta temporal, nos tendrá de clientes periódicamente durante toda la vida. Sin embargo, cuando alguien nos enseña, nos hace libres y nos da la posibilidad de que llegue un día que no le necesitemos. Ese es el objetivo de mi consulta como asesora nutricional.

Resumiendo, no creo que alguien pueda hacer una dieta de una semana, un mes o un año y que con ello vaya a resolver definitivamente sus problemas de obesidad, concentración, insomnio, dolores articulares, depresión… y mucho menos que después de ese tiempo vaya a poder volver a comer lo que le venga en gana sin orden ni concierto y los problemas vayan a seguir sin aparecer. El quid de la cuestión está en cambiar el chip y darse cuenta de lo siguiente: la alimentación que he llevado hasta este momento, me ha traído hasta el punto en el que estoy ahora; entonces, si quiero llegar a otro punto distinto de salud, vitalidad, etc…, tendré que cambiar el patrón, pues la pauta que he repetido siempre, ya sé dónde me lleva. Cuando comprendes esto, te das cuenta de que las dietas temporales, el contar calorías, las restricciones periódicas… no tienen sentido.

Estar dispuesto a cambiar de patrón es donde radica el compromiso consigo mismo del que os hablaba antes, y es ahí donde yo como asesora nutricional puedo ayudarte. Si estás de acuerdo y quieres que te enseñe a alimentarte y te acompañe en ese proceso, ya sabes dónde estoy 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s